Buen día, estimados lectores. El día de hoy vamos tratar un tema importante que te hará reducir gastos en el consumo de electricidad. Existen alternativas que te ayudan a economizar y facilitar el consumo de tus aparatos electrodomésticos, dentro de estas opciones podremos encontrar los ahorradores de energía, que es justo el tema del que hablaremos hoy, vamos a exponer en este artículo, sobre los mitos y verdades que te ayudarán a entender más sobre el funcionamiento de esta alternativa de ahorro.

Existen algunos aparatos que, para lograr reducir este consumo, contienen un sistema que cuenta con una plaqueta que permite llevar a cabo la alimentación de los Leds que permanecen prendidos en todo momento para alertar a los usuarios que el aparato sí está conectado; sin embargo hay algunos aparatos que no cuentan con ningún tipo de tecnología suficiente para darte este tipo de funcionamiento, es por eso que se te recomienda conocer el sistema para saber si en realidad estas comprando los aparatos que te permitan lograr lo que necesitas.

El principio bajo el que se regulan estos aparatos que disminuyen el consumo de electricidad consiste en colocar un capacitador dentro de la alimentación eléctrica cuyo sistema pueda corregir el factor de potencia. Cuando hablamos del factor de potencia es un indicador que nos permite conocer el rendimiento de la energía, este nos arroja unos valores entre el número cero y uno, obteniendo una cifra que nos indica cuánta energía queda retenida para ser convertida en trabajo. Existen sistemas de carga con bobinas, por ejemplo, los motores o también los tubos fluorescentes que no aprovechan la energía por completo, pues afectan el factor de potencia, reduciéndola. Para dejar esto más claro podemos mencionar como ejemplo una empresa que trabaja con un Factor de potencia de 0.60 quiere decir que solo el 60% de la energía es utilizada, esto del total de toda la energía que se suministra, en tanto que el otro 40% no es aprovechada. Y este es el principio sobre el que trabaja estos aparatos ahorradores de energía.

Lo que ocurre con los servicios eléctricos es que cobran a sus clientes por la energía que circula de forma activa; es decir, la que realmente se está utilizando, pero a clientes más grandes, de fábricas y demás, se les cobra también la retroactiva. Esto lo hacen para medir el factor de potencia que ocupan las instalaciones de la industria, cuando este es más bajo de lo que es establecido, entonces traerá sobrecargos. Es por eso que, para evitar estos problemas, lo que hacen las fabricas es corregir el factor de potencia de todas las instalaciones, a través de automatizaciones que hacen algunos bancos de energía, las regulan. Van compensando y buscando estabilizar el flujo y retención de la energía, pero en los  casos de redes eléctricas domésticas, las empresas solo hacen la facturación del consumo de la energía activa, no se considera su factor de potencia.

Tener un aparato capacitor enchufado y funcionando, puede ayudar a corregir el factor de potencia en los momentos en que otros aparatos como ventiladores o sistemas de aire acondicionado están marchando, pero tiene afectaciones cuando no hay motores en funcionamiento. Es por eso que se tendría que considerar cuáles son los usos que se requieren y saber cómo emplearlo y en qué tipo de fuentes de energía se necesitan y que ahorradores de energía se requieren.

Algunos dispositivos ahorradores, entonces funcionan almacenando la energía que no se aprovecha o los Watts y después tienen un sistema de motores que liberan todo lo que ha sido almacenado. Basándonos físicamente en este modelo y en sus principios bajo los cuales realizan sus funciones, entonces podríamos entender que reduciendo el calor que se genera, entonces se podrán ver modificaciones a los recibos de la compañía de electricidad que te abastece. De esta forma se corrige y regula el voltaje aumentando la utilidad y vida los aparatos eléctricos que tienen en tu domicilio o en los negocios comerciales.

Los ahorradores de energía funcionan de una forma compleja, si existe mayor demanda de amperes, (requerido por el sistema de motores), el dispositivo entonces resguarda energía almacenada evitando que esta solicitud de energía sea de forma abrupta, sobre todo al momento de echar a andar tus aparatos. Para ejemplificar esto, imaginemos que un refrigerador de uso en casa, que requiere para su correcto funcionamiento la cantidad de 6 amperes, pero es en el momento en que se echa a andar cuando demanda de la corriente eléctrica entre 12 y 15 amperes. Entonces el dispositivo ahorrador, lo que hace es reducir estos saltos o picos de electricidad, reduciendo el consumo en tu factura, y también almacena para utilizar después, la energía que se desperdicia, reenviándola hacia el sistema de motores, haciendo que la perdida disminuya.

El consumo de amperes se ve alterado por las demandas de los motores que pueden ser de inducción (Los cuales encontramos en un refrigerador, nevera, aparatos de lavado y secado, ventiladores de techo, etc.) y es el que hace funcionar básicamente el aparato, reduciendo la cantidad de calor que se pudiera acumular en el cable relacionado con su conexión.

Esperamos que haya sido de gran utilidad esta información, en Trifoco contamos con los mejores dispositivos ahorradores de energía, que harán de tu inversión, una gran mejora en la vida útil de tus aparatos eléctricos y reducirán notablemente las cuentas de tu factura.

Posts recientes