Buen día querido lector, bienvenido una vez más a este espacio que el Trifoco tiene para ti, en donde podrás encontrar información y tips de iluminación para lograr la mejor iluminación ahorrando y ayudan al ambiente.

Sabemos que es muy importante lograr que el espacio en el que habitamos o trabajamos esté en óptimas condiciones para poder desenvolverse cómodamente en ellos,  una decoración que nos invite a quedarnos más tiempo en un lugar hace una perfecta combinación con la iluminación tenue o puntual de las lámparas led para dar ese importantísimo toque final a nuestro espacio.

Para poder lograr el ambiente que buscamos primero hay que preguntarnos qué queremos hacer dentro de ese espacio, ¿es para pasar un rato íntimo en familia o sin compañía alguna, para reflexionar y descansar, o para activar la creatividad y la productividad? ¿O es un área en donde necesitamos que la iluminación nos ayude a generar más movimiento, como una oficina o un hospital?

Estos puntos son muy importantes para poder determinar qué tipo de luz pondremos en el diseño de iluminación de interiores, por ejemplo, un tono cálido nos hará sentir más cómodos dentro del espacio, más en un ambiente hogareño, en cambio una iluminación fría blanca nos da una sensación de estar en un lugar laboral, o en un hospital.

En esta entrada queremos platicarte un poco de la psicología de la iluminación y como esta puede transformar por completo un espacio y las sensaciones que en ella se experimentan, es muy similar a la teoría del color, se maneja en los mismos ámbitos de manejo de emociones y sensaciones por medio de la intensidad y temperatura del color. Ahondaremos un poco en la historia de esta teoría para entender mejor este concepto.

Fue a finales del siglo XVIII que se comenzó a indagar sobre los efectos del color y el ambiente en la mente del ser humano, en un principio no fueron tomados en cuenta como un tema importante y de relevancia por lo que se quedó meramente en la aplicación de esta teoría al arte específicamente. Fue casi un siglo después que se acreditó que la luz y el color sí tienen un efecto directo sobre las sensaciones y estado de ánimo de las personas, el color y la luz actúan como un estimulante que nos hace sentir de cierta manera.

Tú ya los has experimentado y quizás te hayas dado cuenta de tu cambio de humor al entrar a un restaurante o café con una iluminación de lámparas led y armoniosas, si estabas estresado o triste sentirás poco a poco un cambio de ánimo, no es inmediato pues hay que adaptarse a las nuevas condiciones, pero si prestas atención podrás darte cuenta de ello y lo relacionamos inmediatamente con la luz y el color elegidos para ambientar.

Cuando decidimos sobre el ambiente que queremos para nuestro espacio debemos ser cuidadoso al escoger la combinación de elementos luz y color,  la combinación de estos pueden alterar  y generar estímulos de manera inconsciente como lo comentábamos líneas arriba, estos pueden influir de dos maneras, una es directamente que es cuando cambia nuestra percepción del ambiente y subjetivamente que es cuando la combinación y la aplicación de la luz actúa sobre las sensaciones y emociones, despertando sentimientos familiares asociados al tipo de iluminación.

La luz influye igual que el color, pero entra en distintos caminos, el color lo percibimos visualmente, la luz nos afecta en la percepción del espacio gracias a su temperatura lumínica y su gama tonal.

Pongamos como ejemplo un cuarto, este es bastante grande,  imaginemos que está alumbrado por lámparas led que emiten una temperatura de color cálida,  al entrar sentiremos un espacio más agradable, pensaremos que alguien vive ahí, ahora bajemos un poco la intensidad de la luz, en ese momento comenzaremos a movernos con más cuidado y hablaremos más bajo, todo esto lo haremos sin pensarlo, pues la luz nos indica que es un lugar donde el ambiente es más íntimo y no debemos romper esa atmósfera,

Ahora imaginemos otro  panorama, mismo cuarto distinta iluminación, esta vez la luz emitida por las lámparas es más intensa y fría, el cuarto es iluminado por completo con una luz blanca,  de inmediato cambian las proporciones del cuarto y nos sentamos en un lugar por completo distinto, caminaremos más rápido y nuestra voz será un poco más fuerte, esto es porque la luz y la ambientación nos remiten a un lugar en donde seguramente se trabaja, como una oficina.

Existen tres tipos de temperatura de color, estos también son generados por lámparas led, y su gama es definida por las tonalidades de esta temperatura, la luz fría que emite un color blanco, la cálida que emite tonos amarillos y rojizos y la media o neutros que emite naranjas y amarillos casi blancos. Cuando creamos un ambiente nos valemos de diversas opciones, entre ellas la luz, todo debe ser en armonía y coherente con el sentimiento y comportamiento que quieras provocar con la combinación de todos los elementos.

Juega con todas las posibilidades no hay límites para tu imaginación, crea y combina hasta lograr el efecto deseado en tu casa  u oficina, maneja las temperaturas con un tono de pared correspondiente y amplía visualmente tus espacios. Estos efectos son muy usados en las películas, en donde podemos ver la completa transformación de ambientes con el simple hecho de cambiar la gama cromática. El limite esta en tu imaginación,  si deseas cambiar la iluminación de tu espacio, visítanos, en el Trifoco encontrarás una amplia gama de opciones y de lámparas led para que puedas realizar tu proyecto.

Posts recientes