Las lámparas Led poseen un periodo de utilidad y una eficiencia energética que son mucho mayores las lámparas convencionales como las incandescentes, asimismo, son más rentables debido a que integran chips que pueden liberar por vatio hasta 300 lúmenes. Se cree que el mercado relacionado a la venta de estas lámparas aumentará hasta más de 12 veces en los siguientes 10 años: pasará del 2 mil millones de dólares en el 2014 a 25 mil millones en el 2023, con un crecimiento al año de hasta el 25%. No está de más señalar que emplean sólo el 10% de la energía que necesita una bombilla incandescente.

De igual forma que las unidades incandescentes y a diferencia de los modelos fluorescentes como las lámparas compactas y los tubos, la iluminación Led alcanza un brillo íntegro sin requerir algún tipo de calentamiento previo. A ello cabe añadir que la utilidad de los ejemplares fluorescentes  se reduce con la frecuencia de los apagados y encendidos. Los costos iniciales de los Leds son ciertamente mayores, sin embargo, los materiales de embalaje así como el colorante que poseen, disminuyen el consumo de electricidad. No está de más señalar que los Leds se confeccionan con la finalidad de fungir como un sustituto compatible para los tipos fluorescentes e incandescentes. Con un embalaje Led es posible exponer el consumo de electricidad en vatios, la salida del lumen, la magnitud de la temperatura, la temperatura de los colores, entre otros aspectos.

Antes de que la generación de luz por electricidad se popularizará en el s. XX, las personas de ayer empleaban lámparas de gas y aceite, velas, entre otros métodos en base al fuego. La primera bombilla incandescente fue desarrollada en 1802 y cuatro años después se creó el arco eléctrico. Posteriormente, 70 años después, fue comercializada la lámpara de arco, la cual se empleó principalmente para la iluminación de espacios públicos. La creación de filamentos constantemente incandescentes para la iluminación de espacios exteriores requirió de más tiempo, mas en las primeras décadas del siglo pasado, se inventaron algunas opciones que sustituyeron por sistemas incandescentes las luces de los arcos. Con respecto a los primeros Leds, éstos se crearon a principios de la década de los sesentas, mas generaban luz en frecuencias bajas, rojas, y eran de poca potencia. El primer foco Led azul de alta luminosidad se dio a conocer en el año de 1994 por el Shuji Nakamura, miembro de Nichia Corporation. Con este Led, se abrió para al desarrollo de los Leds blancos, los cuales hacen uso de un revestimiento de fósforo con la finalidad de transformar la luz azul de forma parcial que es emitida en frecuencias verdes y rojas. Con ello se consiguió la producción de una luz blanquecina, la cual es característica de nuestros días.

Las primeras lámparas Led variaron considerablemente de los ejemplares incandescentes a los que remplazaban, con lo que fue desarrollado un estándar el cual se encargaba de especificar los colores sugeridos para artículos de iluminación empleando Leds cálidos y fríos con diferentes temperaturas correlacionadas. En el año 2008 se liberaron en USA  los primeros estándares de luz sólida que detallan aspectos específicos de rendimiento para los productos de iluminación Led, asimismo, prescriben variadas pruebas para los sistemas de luz en estado sólido. Casi todo las fuentes Led no desprenden luz en toda dirección, además sus propiedades direccionales inciden en los diseños de las lámparas, pese a que las fuentes omnidireccionales, es decir, aquellos que liberan luz en 360° son hoy en día muy comunes. En una gran cantidad de aplicaciones se usan múltiples Leds para crear lámparas aunque también se confeccionan versiones de gran potencia.

Ahora bien, los chips de Led necesitan una corriente controlada de electricidad, también es indispensable un circuito adecuado, por ejemplo los controladores, con el fin de transformar la CA (corriente alterna) de la fuente de alimentación a la CR (corriente regulada) empleada por los sistemas Led. Las lámparas Led se ven afectadas de forma negativa por las temperaturas elevadas, razón por la que incluyen frecuentemente componentes como las aletas refrigerantes y los disipadores del calor. Entre los componentes cardinales de este tipo de iluminación, destacan los conductores. Mediante conductores de calidad, es posible garantizar un periodo amplio de utilidad para el sistema entero, asimismo, es posible otorgar propiedades adicionales como el control y el oscurecimiento de la luz. Los controladores pueden colocarse en el interior de las lámparas o por fuera. Al primero se le conoce como tipo incorporado mientras que al segundo tipo independiente. Según aplicaciones diversas, es menester aplicar diversos tipos de controladores. Con lo dicho se entenderá con detalle y de forma introductoria que es una lámpara incandescente, sus diferencias con respecto a otros tipos, asimismo, detalles relacionados con su historia y su amabilidad ambiental.

En Trifoco estamos preocupados por el tema del consumo energético, asimismo por la reducción de la contaminación liberada por la producción eléctrica. Somos una empresa mexicana responsable, con amplia experiencia y comprometida con la salud medioambiental, por ello ofrecemos productos de calidad y alta eficiencia, capaces de disminuir no sólo la contaminación, sino también los gastos implicados en la adquisición de lámparas y sistemas de iluminación en general. Esperamos que la presente publicación les haya gustado, por ahora nos despedimos aguardando su pronta visita para que conozcan más información relacionada con nuestros productos y servicios. Somos los mejore si se trata de la venta de lámparas Led. ¡Gracias por su visita!

Posts recientes