Bienvenido seas, querido lector, una vez más a este blog que El Trifoco hace especialmente para ti, este espacio está dedicado a la información y tips de iluminación que seguramente te ayudarán a tomar alguna decisión de compra o te darán alguna idea para la decoración de tu espacio.

En esta entrada queremos hablarte sobre los beneficios que tienen los focos ahorradores sobre las bombillas normales, y el por qué debes cambiar tus hábitos de consumo energético, no sólo para tu beneficio, sino también para contribuir a mejorar y a preservar el medio ambiente.

Muchas veces preferimos las bombillas normales por la intensidad de luz que emiten y por el cálido color con el que alumbra nuestro espacio, estamos muy acostumbrados a esa luz amarilla que simula ala de muchas velas encendidas, nos hace sentir bien y en casa, además que creemos que el gasto no es realmente significativo, por lo que la costumbre vence a las nuevas y mejores opciones.

Pensamos que los focos ahorradores no nos darán esa sensación de calidez que tanto nos gusta de las bombillas clásicas y preferimos no cambiarlas, si bien es cierto que en un principio la única  temperatura que emitían era la fría y su luz era blanca con tonalidades verdes o azules, hoy en el mercado ya existen diversas gamas de temperatura que bien pueden sustituir la sensación ofrecida por las bombillas viejas, además del plus de ahorrar en el consumo de energía y tener más tiempo de vida útil.

Recordemos lo tedioso que es cambiar constantemente de bombillas pues estas tienden a fundirse después de un par de pocos meses de uso, muchas veces se calentaban tanto que estas explotaban en la pantalla de la lámpara.

Tendemos a creer que gastaremos más en un foco ahorrador, si bien en un principio la inversión sí es un poco más alta, te darás cuenta que verdaderamente ahorrarás, pues una bombilla común tiene una vida máxima de tres meses, en los que paulatinamente baja de intensidad y termina por fundirse, por lo que tendrás que cambiarla constantemente, gastando más y gastando más energía.

Otra de las razones que probablemente te aten al uso de las bombillas clásicas, es que en un principio los focos ahorradores sí eran verdaderamente caros, tardaban en encender y parpadeaban constantemente dando un efecto de flickeo muy molesto, además que emitían un zumbido constante. Afortunadamente esto ya es cosa del pasado y ahora los focos ahorradores ya pueden encontrarse en diversos tamaños temperaturas de color, y estos molestos defectos han dejado de existir en esta tecnología. Hay de distintos voltajes y puedes utilizarlos en varios espacios, para alumbrado exterior, casa, etc., la gama es muy amplia y con muchas posibilidades.

Muchas son las ventajas de cambiar por completo su sistema de iluminación, los focos ahorradores  tiene muchas cualidades que hace que los gobiernos y muchas organizaciones pro ambientalistas defienden y promocionan su uso, incluso hay programas de cambios de bombillas incandescentes por ahorradoras, pues los beneficios son muchos.

A continuación te enumeramos algunos de los beneficios que tiene una iluminación estos focos:

1.-Un sistema iluminación ahorrador emite la misma cantidad de luz que una bombilla tradicional, con la ventaja de gastar un 80% menos de la que esta requiere.

2.- Sólo pierden un 40% de calor en la luz que emiten a comparación de las bombillas normales.

3.- Tienen una vida útil muchísimo más larga que las normales, estas tiene un promedio de ocho mil horas de vida mientras que las normales solo mil.

4.- Se estima que el ahorro por año al usar un foco ahorrador es de un 400%, aunque esto varía según la zona.

5.-Una de las mayores ventajas de un foco ahorrador, es que al hacer parte de tu vida cotidiana ayudas a reducir la emisión de gases invernadero, cada uno reduce estas emisiones una tonelada a lo largo de su vida útil.

6.- Estas acciones ayudan a conservar el medio ambiente, eso es un plus que sobresale de los demás.

Pese a todas las ventajas que este sistema de iluminación representa, aún hay muchos mitos que rondan sobre esta, a continuación te diremos cuales son:

1.- Aún se cree que su gama de temperatura y color es muy limitada, que aún zumban constantemente y que son peligrosos además de que no duran lo que indican sus empaques. Esto no es verdad, como comentamos anteriormente, ya existen gamas de tonos cálidos que asemejan bastante fielmente la luz emitida por las bombillas clásicas.

La durabilidad es cierta, aunque factores que influyen en la exactitud de esta, como variaciones de voltaje, o encender y apagar las luces frecuentemente, esto tiende a mermar la vida de la bombilla. El zumbido ha desaparecido por completo de los nuevos modelos de focos ahorradores, al igual que el parpadeo constante que se registraba en ellos.

Los focos ahorradores son los más seguros que existen en el mercado, pues al reducir drásticamente el calor que emiten, no se sobrecalientan, así no producen quemaduras, y no explotan, por lo que decir que son inseguros no tiene fundamento alguno.

Como puedes ver, la tecnología en la iluminación ha cambiado para mejorar tu calidad de vida, si decides comprar focos ahorradores, veras lo resultados en la factura de luz, la inversión no es muy alta y los beneficios son muy grandes. Cámbiate a esta opción y vista El Trifoco, en nuestras sucursales encontrarás una gran gama de temperaturas de color y tonalidades para iluminar como quieras el espacio que habitas.

Posts recientes